Bloc

Los animales y las fiestas-0
15/12/2018

Los animales y las fiestas

Con la Navidad llega la maratón: comidas familiares y los platos y postres típicos de la época.

Nuestras mascotas tienen un sistema digestivo diferente al de los
humanos y algunos alimentos inofensivos para nosotros, pueden ser tóxicos para gatos
y perros; una consulta típica en los centros veterinarios durante las fiestas de Navidad
son los vómitos y diarreas como consecuencia de dar restos de comida en las
mascotas.

A continuación enumeraré los alimentos más comunes en esta
época, que suelen ser tóxicos en nuestros compañeros peludos.

Nueces de Macadamia
La ingesta de nueces de macadamia (1 nuez por cada kilo de peso del perro)
produce debilidad, depresión y vómitos. No suelen ser muy tóxicas, y si los
animales no tienen enfermedades asociadas anteriormente, los síntomas suelen
desapareció en 24 horas.

Ajo y cebolla
La ingesta de una cantidad importante de cebollas y ajo, o bien una ingesta frecuente
de cantidades menores, pueden producir anemia por cuerpos de Heinz, y como
consecuencia, puede darse depresión y taquicardia. Hay tratarlo con
antioxidantes como la vitamina C.

Uva
Son los más peligrosos porque pueden producir insuficiencia renal aguda;
después de la ingestión de  las uvas, pueden aparecer vómitos, letargo, anorexia, temblores y diarreas. Si sospechas que su animal puede haber comido, debe ir rápidamente al veterinario. Es una urgencia, y normalmente se hace una inducción del vómito, lavado de estómago y administración de fluidos.

Chocolate
Puerta mucha cantidad de metilxantinas, sobre todo el chocolate negro y sin
edulcorantes. La teobromina puede provocar hiperactividad, vómitos, diarreas,
inquietud, arritmias cardíacas y convulsiones.

El estrés de las fiestas!

Otra de las cosas que notarán nuestros amigos peludos, es el movimiento de
gente y de luces y música etc.
En este sentido, es muy importante controlar el volumen de la televisión, así
como de la música que se pueda poner en casa durante las fiestas; e intentar
mantener, en la medida de lo posible, las rutinas y horarios para que no sufran
cambios tan bruscos.

Dicho esto, lo más importante es que paséis todos y todas unas buenas fiestas y que
disfruta de la familia, peluda y no peluda =)

Hasta el próximo artículo, Estefania